• oftalmovisionmadrid

Hoy te hablamos de la terapia con la Atropina Diluida para prevenir el avance de la miopía en niños.


Con la vuelta al cole, te recordamos la importancia de revisar la vista de los más pequeños, de cara a atajar lo antes posible tanto los problemas de la visión, como los que, a causa de ella, se puedan producir en los estudios.


Según el Consejo General de Colegios de Ópticos-Optometristas, el 30% del fracaso escolar está directamente relacionado con alteraciones de la visión no diagnosticadas.


¿Qué es la Atropina?

La atropina es un fármaco que se utiliza para una gran variedad de afecciones.

Nosotros te vamos a contar su utilización para tratar la miopía.


¿Qué es la Miopía?

La miopía es aquella afección que produce que se vean borrosos los objetos lejanos.

Se produce por una mala refracción, que hace que la imagen se forme delante de la retina.

Suele aparecer a partir de los 6 años de edad.




¿Por qué la Atropina Diluida ayuda a enlentecer el avance de la Miopía?

La atropina diluida se aplica en niños, ya que actúa disminuyendo la velocidad del crecimiento ocular que causa la miopía.

Es un tratamiento novedoso, y los estudios publicados en la American Academy of Ophthalmology muestran que una dosis baja de atropina diluida podría retrasar significativamente la progresión de la miopía en niños.


Hay que tener presente que no se puede aplicar en todos los pacientes, por lo que es necesario un estudio previo para ver si se cumplen los requisitos.


No tiene efecto en adultos, ya que en ellos el ojo ya ha alcanzado su máximo crecimiento y, por tanto, no produce ningún efecto beneficioso para la vista.


¿Cómo se aplica la Atropina Diluida?

Se aplica a través de un colirio, normalmente por las noches.

Tu Oftalmólogo te indicará la dosis y el medicamento concreto a aplicar.


¿Entonces, es reversible la Miopía en niños?

No, una vez diagnosticada, la miopía no es reversible.

Ahora bien, los estudios muestran que, una vez diagnosticada, la progresión de la enfermedad podría ser más lenta en los niños tratados con atropina diluida a la de los niños tratados con sólo con gafas, y esto ya es un gran avance.


Además, según el Dr. David Epley, oftalmólogo pediatra investigador de Kirkland, WA, cuanto antes se comience a suministrar la atropina diluida, más lenta es la progresión de la enfermedad y, por tanto, mejor resultado de cara al resto de la vida del niño.


¡Ahora más que nunca, una detección precoz es imprescindible!

¿Tienes dudas?

¡Consúltanos! ¡En las Redes también te respondemos!