• oftalmovisionmadrid

En este post te aclaramos ciertas ideas sobre la tensión ocular y sobre el tratamiento.


¿Qué es la Hipertensión Ocular?

El aumento de la tensión ocular por encima de lo normal se denomina hipertensión ocular, y es uno de los l principales factores de riesgo para desarrollar Glaucoma.

La diferencia entre la hipertensión ocular y el Glaucoma es que, en el primero, sólo se tiene presión intraocular más alta de lo normal, y en el segundo el nervio óptico ya está dañado, con lo que puede haber una pérdida de visión o incluso ceguera en casos muy avanzados.



¿Por qué se produce la Hipertensión Ocular?

El aumento de la tensión ocular se produce por un desequilibrio dentro del ojo debido a un mal drenaje del humor acuoso (líquido que nutre las estructuras oculares).

Normalmente el aumento de la tensión ocular se produce de forma progresiva, aunque también puede ser causado por traumatismos, entre otras causas.


¿Qué personas tienen más riesgos de padecer Hipertensión Ocular?

Existen cierto grupo de personas que tienen más posibilidades de padecer Hipertensión Ocular, y que deberían acudir a revisiones periódicas anuales con su oftalmólogo para evitar que desencadene otros problemas. Estas personas son:

  • Personas de 55 años en adelante.

  • Diabéticos.

  • Miopes e hipermétropes con muchas dioptrías.

  • Personas de origen. Negro o asiático.

  • Personas con un ángulo ocular estrecho.

  • Pacientes que han sufrido traumatismos en el ojo.

  • Pacientes que ya tienen otras enfermedades oculares, sobre todo de tipo inflamatorio o la pseudoexfoliación.



¿Cómo sé si tengo Hipertensión Ocular?

Sólo lo puedes saber acudiendo a revisiones periódicas con tu oftalmólogo, ya que no produce dolor ni molestias o pérdida de visión repentina (excepto en casos excepcionales).

Tu oftalmólogo tiene que contar con un equipo destinado a la medición de la Tensión Ocular y los factores que influyen en ella como el grosor de la córnea entre otros.


¿Qué tratamiento tienen la Hipertensión Ocular?

El tratamiento tiene que ser individualizado según la situación concreta de cada paciente, y ha de ser recomendado por un oftalmólogo.

El tratamiento más habitual suele ser la utilización de colirios hipotensores, para rebajar la Tensión Ocular y evitar así problemas mayores. Este tratamiento requerirá, además, de un seguimiento por parte de tu oftalmólogo para ver la efectividad, efectos secundarios, etc.

Existen otros tratamientos a base de tecnología láser o tratamientos quirúrgicos para reducir la Tensión Ocular, y será el oftalmólogo el que te indique en cada caso la mejor solución.


¿Puedo hacer algo para prevenir la Tensión Ocular Alta?

Para evitar cualquier complicación por el mal control de la tensión ocular, es importante las revisiones periódicas si tienes algún factor de riesgo para desarrollarla.


¿Tienes dudas?

Pregúntanos nuestros doctores te contestarán.