• oftalmovisionmadrid

Cuando nacen, los ojos de los bebés no están del todo desarrollados. Necesitan un proceso de madurez que durará aproximadamente hasta los ocho o nueve años de edad.


No obstante, no debemos esperar tanto tiempo para hacer su primera consulta oftalmológica. Hay posibles problemas de visión que habrá que prevenir y atajar durante la infancia más temprana.


Para los padres es complicado detectar un problema de visión en sus hijos, ya que un niño jamás te dirá por sí mismo que su visión no es la correcta. Ellos carecen de referencias propias de lo que es o no una buena visión. Siempre habrán visto de esa manera y no se plantean si es o no un parámetro correcto.


Es por eso, que seremos los padres y los profesionales los que deberemos velar por la visión de los más pequeños para detectar y tratar de forma precoz cualquier anomalía que pueda comprometer su visión futura.


Por lo tanto, la primera visita al oftalmólogo ha de realizarse entre los tres y los cuatro años de edad, coincidiendo con su entrada en la etapa escolar.


©2019 by oftalmovisión.es