• oftalmovisionmadrid

El anteriores Post te hablábamos de la Hipertensión Ocular y del Glaucoma.

El tratamiento más habitual para ambas enfermedades es a base de colirios.

En este post te indicamos por qué se utilizan los Colirios, las mejores formas de utilizarlos para que funcione lo mejor posible, cuáles son los mayores errores que cometen los pacientes con su uso y qué efectos adversos pueden tener.


¿Qué son los colirios hipotensores?

Los colirios hipotensores son tratamientos médicos tópicos que tienen como objetivo bajar la presión del ojo.

Suelen ser la primera opción terapéutica en enfermedades como la Hipertensión Ocular o el Glaucoma, sin bien existen opciones de tratamiento con cirugía láser.


¿Cuáles son las mejores formas de uso?



  • Tienes que saber que los colirios son eficaces siempre y cuando se sigan las pautas de tratamiento marcadas por el oftalmólogo.

  • De esta forma, tu oftalmólogo te pautará un tipo de colirio hipotensor específico para tu caso concreto, teniendo en cuenta tanto el problema de tensión que tienes, el grado de daño, la tolerancia, así como otros tipos de medicamentos que se estén tomando u otros problemas de salud que puedan verse afectados por la nueva medicación.

  • El oftalmólogo también te indicará unos horarios de aplicación de los colirios.

  • Ten en cuenta que, cuanto más estricto se sea con los horarios, mayor efecto tendrá el tratamiento. Para ello, te puedes ayudar configurando una alarma recordatoria en el teléfono móvil, por ejemplo.

  • Hay que recordar que la principal causa de progresión en la enfermedad por glaucoma es el tratamiento irregular en el uso de colirios.

  • Por otro lado, es bueno lavarse las manos antes de administrarse la toma para evitar infecciones en los ojos.

  • Para que la gota caiga dentro del ojo, inclinar la cabeza hacia atrás. Se recomienda el uso de un espejo para la mejor orientación.

  • Y mantener el ojo cerrado durante 2 – 3 minutos, sin frotárselo ni parpadear, para que el medicamento haga mejor efecto; y presionar el punto lagrimal con el dedo para mejorar la retención.

  • Una vez abiertos los ojos después de los 2-3 minutos, es bueno pasarse una gasa limpia por el ojo para asegurarse de que no queda producto.

  • Si debemos administrar una segunda gota, debemos esperar un mínimo de 7 a 10 minutos y repetir los pasos (inclinar cabeza, administrar la dosis, presionar el punto lagrimal y mantener el ojo cerrado sin parpadear ni frotarlo durante 2-3 minutos).

Si seguimos estos consejos, el tratamiento será efectivo al 100%.


¿Qué hacer si, a pesar de todo, se olvida una toma?

Si te acuerdas pasadas menos de 1-3 horas, es recomendable que te administres la dosis.

Si han pasado más de 4-5 horas, lo mejor es esperar a la dosis siguiente.


¿Qué puedo notar con el uso de colirios?

Existen algunos efectos secundarios que son habituales por los que debemos estar tranquilos.

No obstante, ante cualquier duda, lo mejor es consultar al oftalmólogo antes de dejar la medicación.

Los efectos secundarios por los que debemos consultar al oftalmólogo son:

  • Enrojecimiento o picazón después de utilizar el colirio. Incluso dolor en los ojos.

  • Aumento de la tensión o presión arterial.

  • Alergia.


¿Tienes dudas?

Pregúntanos nuestros doctores te contestarán.